EL REFERÉNDUM Y LA REFORMA POLÍTICA ELECTORAL

Verónika Mendoza Frisch - Presidenta del Movimiento Nuevo Perú plantea referendum
Verónika Mendoza Frisch - Presidenta del Movimiento Nuevo Perú plantea referendum

Sharing is caring!

Nuevo Perú presenta carta abierta al presidente de la República

Verónika Mendoza Frisch - Presidenta del Movimiento Nuevo Perú plantea referendum

Verónika Mendoza Frisch – Presidenta del Movimiento Nuevo Perú plantea referendum

Señor Presidente, en los últimos meses nuestro país ha sido sacudido por diversos episodios de una grave crisis que revela hasta qué punto nuestra democracia y nuestras instituciones están secuestradas por el poder del dinero en perjuicio de la mayoría de peruanos. Al estallido del caso Odebrecht que involucra a los principales actores políticos y empresariales de nuestro país, le siguió el destape de los “audios de la vergüenza” que involucran además al Sistema de Justicia hoy a merced de las mafias.

Desde el Nuevo Perú le planteamos públicamente desde el inicio de su mandato que la crisis era profunda y que requería ser enfrentada con reformas urgentes con la participación de la gente. Así se lo han exigido también miles de peruanas y peruanos que a lo largo y ancho del país se han movilizado en las últimas semanas clamando que se vayan todos los corruptos y que se hagan cambios de fondo para que esta historia no se vuelva a repetir. Por ello, hemos saludado su iniciativa de plantear un Referéndum para consultar a la ciudadanía sobre las reformas urgentes que nuestro país necesita. Creemos firmemente que es hora de escuchar al pueblo soberano. Sabemos, al mismo tiempo que los corruptos hoy enquistados en las instituciones harán todo lo posible por bloquear la participación de la gente y los cambios urgentes. La Bancada del Nuevo Perú ha sido testigo de ello pues, a pesar de que presentamos más de 10 proyectos de ley sobre la reforma política y la reforma de la Justicia, todos ellos fueron bloqueados por la mayoría parlamentaria. Por eso es importante que la ciudadanía siga movilizada y que Usted, Señor Presidente, la escuche y garantice que el Referéndum se concretice.

Señor Presidente, es sabido que desde el Nuevo Perú tenemos profundas diferencias sobre las políticas económicas, sociales y energéticas de su gobierno y estamos trabajando para impulsar un proceso constituyente por la soberanía, la justicia y la verdadera democracia, pero hoy debemos enfrentar a las mafias y el referéndum debe contribuir a cumplir ese objetivo. Por ello, alcanzamos a Ud. algunas de las propuestas que hemos presentado para la Reforma política electoral que creemos son indispensables y deben ser puestas también a consideración de la ciudadanía.

Para una política transparente sin corrupción:

Hoy el financiamiento de las campañas electorales es la puerta de entrada del dinero sucio que luego será pagado con “favores” como concesiones o licitaciones a dedo, leyes a medida, silencio cómplice ante las irregularidades o delitos, etc. Así, una vez elegidos o designados los funcionarios, éstos ya no responden a las necesidades de la ciudadanía sino a sus financistas. Gran parte de este dinero sucio se destina a pagar millonarias campañas publicitarias en medios de comunicación, generando además una desigualdad entre organizaciones políticas que resulta antidemocrática. Otro tanto se esconde en paraísos fiscales u “offshores” o cuentas que nadie puede fiscalizar. Si no se rompe este esquema, la representación política solo puede empeorar, seguirán teniendo más oportunidades de ser elegidos quienes más dinero tienen y ese dinero provendrá cada vez más de fuente ilícita o será a cambio de “favores”. De nada serviría, entonces, establecer la no reelección o la bicameralidad, por ejemplo, si permitimos que corruptos, lobistas y personas vinculadas con el narcotráfico sigan entrando en política. Se debe impedir la penetración del dinero sucio en la política y establecer mecanismos eficaces de fiscalización y vigilancia desde las instituciones y la ciudadanía, como, por ejemplo:

– Prohibir la contratación privada de publicidad electoral en medios de comunicación porque ahí es donde se va la mayor parte del dinero (sucio). Limitarla a la franja electoral contratada por el Estado que debe ser distribuida de manera equitativa para todas las organizaciones políticas.

–  Hacer que recibir financiamiento de fuente ilícita sea considerado un delito sancionado efectivamente, incluida la posibilidad de retirar el registro electoral.

– Prohibir a los altos funcionarios que tengan bienes o capitales en paraísos fiscales u “offshores” que es donde suelen ocultar el dinero mal habido. Que se sancione el incumplimiento de esta norma con la destitución del funcionario.

– Hacer que las autoridades elegidas por voto popular no tengan secreto bancario ni tributario para que las autoridades competentes puedan revisar sus cuentas.

– Limitar la inmunidad parlamentaria a las acciones hechas en ejercicio de la función parlamentaria y establecer que ya no sea el Congreso el que evalúe el levantamiento de la inmunidad sino la Corte Suprema.

Para una política abierta con más participación y mejor representación:

Necesitamos renovar y ampliar la participación política, garantizar partidos políticos representativos y transparentes –no cascarones ni franquicias-, con vida en el territorio, trabajando con la gente, con democracia interna para elegir a sus dirigentes y candidatos no en función del dinero. Necesitamos garantías de participación de los diversos sectores que hoy no tienen voz. Para ello se debe:

– Garantizar partidos con vida orgánica con comités activos vinculados a las demandas de la ciudadanía.

 Garantizar que las elecciones internas o ciudadanas de dirigentes o candidatos sean obligatorias y vigiladas por los organismos electorales.

– Eliminar el arbitrario y antidemocrático requisito de recolección de firmas de 4% del padrón electoral.

– Establecer la paridad y la alternancia, es decir, que haya 50% de mujeres en las listas de candidatos y que se las coloque de manera intercalada con los hombres y no solo “a la cola” de las listas. Establecer normas que prevengan y sancionen el acoso político a las mujeres para que puedan ejercer plenamente sus derechos políticos.

– Establecer que la cuota de representación indígena sea siempre efectiva en gobiernos locales y regionales y que se garantice su representación en el Congreso.

– Establecer que los cerca de 3 millones de peruanos que viven en el exterior puedan elegir también a sus congresistas directamente.

Estas son algunas de las iniciativas que consideramos deben ser parte del debate público para que la reforma que el pueblo refrende finalmente en el Referéndum tenga efectos concretos y nos permita empezar a recuperar el Perú de las garras de los corruptos. La Reforma político electoral debe ser un primer e importante paso hacia la refundación del país.

Sé el primero en comentar en «EL REFERÉNDUM Y LA REFORMA POLÍTICA ELECTORAL»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: